El Parque nacional de Monfragüe se encuentra en la provincia de Cáceres, dispone de 18396 hectareas de monte con encinares, alcornoques y quejigos y su eje central lo constituye el río Tajo y su afluente, el río Tietar.

En nuestra ruta, buscamos alojamiento con nuestra tienda en http://campingmonfrague.es/ ya, que al querer estar cerca de todos los lugares a visitar, y ser el parque, una reserva protegida, resultaba la mejor opción para nuestra pernocta.

El Parque de Monfragüe se declaró parque natural el 4 de Abril de 1979 y parque Nacional en Marzo de 2007. Es un santuario para observar aves, donde se puede ver el Águila Imperial, Buitres negros, Cigüeña negra y grandes colonias de Buitres leonados; es un referente mundial en materia ornitológica.

Existen numerosas rutas senderistas para recorrer distintos tramos del Parque, visitando la pedanía de Villareal de San Carlos, en su centro de visitantes, podemos obtener plano del Parque e información sobre rutas y lugares recomendados para visitar.

A orillas del Tajo, se alza el espectacular peñasco llamado Salto del Gitano, en el que anidan distintas especies de aves, especialmente buitres que nos sobrevuelan en nuestra visita; desde el mirador se pueden hacer fantásticas fotografías y si dispones de prismáticos (recomendable), observar dichas aves y su comportamiento.

Existe una leyenda curiosa con respecto a éste peñasco, que dice que hace muchos años, había un gitano, que se ocultaba en las cuevas de esa zona y que robaba a los comerciantes que transitaban por ese paso. La guardia civil tubo que intervenir y tras una persecución por la sierra, los guardia civiles le acorralaron a un lado del salto, y el gitano que cuentan tenía gran envergadura y era muy ágil, de un salto, logró cruzar al otro lado haciendo burla a los guardias. Fue tal el salto, que un guardia civil se quedó de piedra y allí permanece..

En nuestra siguiente cita, visitamos el castillo de Monfragüe, fueron los árabes los que construyeron la fortaleza en el año 811, de la que se conserva restos de la muralla, un algibe y las torres son de la etapa cristiana; ofrece una impresionante vista sobre Monfragüe donde te podrías quedar horas y horas; resulta un paraíso para los amantes de la fotografía.

El embalse de Torrejón-Tajo está situado en uno de los centros neurálgicos de la pesca, junto con otros embalses menores de la zona comparten un buen nivel de pesca y una importante afluencia de aficionados a la misma. Desde un mirador cercano se pueden apreciar las vistas de la zona que no desmerecen al resto de la visita.

Sin olvidarnos de la gastronomía; no debemos irnos sin probar las migas del pastor, el queso de Cabra extremeño, unas verduras llamadas cardillos, y, si te gusta la carne, por supuesto, venao.

La geografía española está llena de maravillas con las que deleitar nuestro cuerpo y alma.

Viajar siendo Nómada es una aventura….

 


Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios