tienda-techo-rigida-mesa-y-sillas

Incorporado en los viajes el automóvil, dormir….si, pero como?….

La idea original de las tiendas techo se remonta al año 1958 en Italia, Campeggio Stogl, dió su nombre a la primera versión llamada Autocampeggio  Stogl, patentada entre los años 1957 y 1958, y fué predecesora de la actual Maggiolina, como tienda rígida.

Solo unos meses después, un inventor y diseñador llamado Giuseppe Dionisio, también conocido como Gidion, creó y patento la primera Tienda Libro en 1959 y se llamó “Air Camping”.

En un primer momento, la tienda techo fue representativa de una manera de viajar económica y de forma independiente, sin embargo, a lo largo de los años ha satisfecho las exigencias de un público de lo más variado.

Para todos aquellos a los que los viajes y la vida al aire libre era una pasión, la posibilidad de pernoctar con esa comodidad y seguridad en sus viajes, ha sido sinónimo de sensación de libertad e independencia. Por ello, aventureros, exploradores y viajeros de todo el mundo han hecho uso de las tiendas techo a lo largo de estos últimos 50 años.

Nino Cirani, nació en Modena en 1926, y era conocido como fotógrafo, periodista, explorador y por participar en carreras de coches por todo el mundo. Recorrió miles de kilómetros por todo el mundo, desde los desiertos del Sahara hasta los bosques del Amazonas, en condiciones extremas y peligrosas con su Land Rover llamado “Aziza” y su tienda techo “Air Camping”. Gracias a las experiencias y sugerencias de éste aventurero surgieron modificaciones importantes en el diseño de las tiendas libro.

Otras tiendas techo han sido probadas, fabricadas y mejoradas por pequeños fundadores de empresas en Sudáfrica y Australia.

En definitiva, no debemos olvidar, que lo que comenzó hace 50 años  como una idea para pernoctar en tu propio coche nos ha abierto la posibilidad de crear nuestro propio turismo de aventura, ya que montadas como portaequipaje, se despliegan en el mismo techo del vehículo, incluyen espacio para al menos, 2 adultos y tienen una base  cómoda y segura, ajena a los desniveles, rigideces y rugosidades del suelo, permitiendo libertad en tu viaje.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios